Plantas de Jardin
 
 
 

Plantas de Jardin

Plantas de JardinCuando los días se alargan con la llegada de la primavera, aumenta la aparición de nuevos brotes que muestran los verdes y los matices brillantes del follaje que emerge, en especial la fronda de los helechos, la cual está sombreada en tonos de rosa o marrón.

Las perennes florecen en primavera, los bulbos y arbustos brindan colores brillantes, primero a la tierra y a las ramas descubiertas, y luego, cuando la primavera avanza, a la textura y matices del follaje.

PLANIFICAR CON ANTICIPACIÓN

Sin duda, la primavera es la estación más fácil para planificar. Puede ser difícil resistirse a llenar un lugar por completo con especies que florecen en esta estación, dejando poco espacio para plantas que logran su mejor momento más adelante.

En jardines con suelos ácidos, existe la tentación de concentrar camelias y rododendros allí donde el espacio lo permite.

Para evitar que queden espacios sin cubrir o zonas deslucidas en su diseño de plantado cuando las plantas de jardin se decoloran, asegúrese de ubicar las plantas que florecen en esta estación, entre otras que tomarán sus lugares a medida que las estaciones avanzan.

Las plantas de jardin y sus cuidados

PLANTE Y PROTEJA

Pocas vistas son tan espléndidas a comienzos de la primavera como las alfombras de campanillas blancas, acónitos de invierno o anémonas. Los mejores efectos se pueden lograr si se plantan bulbos y perennes en montículos sueltos. Hágalo esparciendo los bulbos al azar y plantándolos donde caigan. De manera similar, agrupe las perennes en cantidades impares, cuidando de no ocultar las plantaciones geométricas. El otoño es el momento de plantar los bulbos de primavera y, para obtener el mejor efecto, colóquelos donde la luz solar esparcida llegue al suelo en el otoño.

La primavera marca la salida de babosas y caracoles, los peores enemigos de las plantas para sombra. Tome las medidas necesarias para reducir la población, y elija plantas de jardin que tengan una buena resistencia a estas pestes. Cuando las flores de la primavera desaparecen, las plantas del verano comienzan a mostrar su belleza en las condiciones frescas, húmedas, y apacibles que brinda la sombra. La mayoría de estas plantas se cultivan por su follaje, para exhibir sus atracciones individuales, y también para brindar un exuberante telón de fondo a las preciosas joyas veraniegas de aquellas plantas que florecen durante todos los meses del verano. Con una cuidadosa selección, y poco manipuleo, se logrará el mejor lucimiento.

APROVECHE SU ELECCIÓN

La elección de las especies que florecen en verano es limitada en comparación con las de primavera. Trate de elegir plantas que tengan un período de florescencia prolongado, o que ofrezcan un buen valor en verano. El Clematis tangutica produce flores amarillas brillantes desde mediados hasta fines del verano, seguidas de frutos que prolongan el interés. En términos del follaje, los helechos brindan muchos meses de belleza, desde las frondas de mediados de la primavera hasta las frondas durante todo el verano.

Las Hostas también ofrecen largos períodos de follaje, mientras que algunas perennes, anuales y bienales compensan con creces el tiempo invertido en su selección y plantado. Muchas plantas de tabaco (Nicottana) algunas de las cuales tienen una fragancia al atardecer, y las anémonas japonesas (Anemone x bybrida) son muy apreciadas por sus largos períodos de floración en verano. Cuando el otoño se convierte en invierno, se pueden tener menos flores y la atención se dirige hacia otros arreglos ornamentales para decorar el jardín. En otoño, las plantas de jardin con un buen color de follaje cobran gran importancia, y aparecen los frutos, bayas y flores secas que persisten durante todo el invierno, y son muy atractivos cuando están escarchados. En invierno, los rasgos tiesos de los árboles y arbustos sin hojas se destacan anticipando la aparición de los bulbos de la primavera.

Haznos tus consultas o subgerencias a esta dirección: contacto

OTOÑO BRILLANTE

Cuando la estación de crecimiento llega a su fin, las pocas plantas de jardin que ofrecen flores de otoño a la sombra son muy apreciadas y se las debe distinguir. Las franjas de color creadas por los Cydamen hederifolium son seguidas por hojas plateadas jaspeadas que forman una gruesa alfombra aun en un suelo seco. Coloque las Iris foetidissima donde sus brillantes semillas color naranja se puedan ver en un lugar estrecho, balanceadas por las abigarradas espigas florecidas color malva de Liriope muscari, ambas prosperan en la sombra seca.

Deje las semillas secas de astilbes y lunarias para realzar su diseño de otoño, junto con pastos coloridos como Hakonechloa macra "Aureola". Muchas plantas con bayas están en su mejor momento en el otoño, desde las espigas naranjas de las aros y los frutos rojos de las Actaeas, hasta las ramas arqueadas de los cotoneasters y las pyracanthas. Coloque estas plantas contra el follaje otoñal del Amelanchier, Enkianthus y el hamamelis.

DURACIÓN INVERNAL

En invierno, el atractivo se mantiene con las bayas invernales de los árboles y arbustos, y las semillas secas de las perennes y los pastos, que se han dejado en sus lugares en la limpieza otoñal. Algunos de los helechos, como el Onoclea sensibilis y el Osmunda regalis continuarán exhibiendo sus frondas oscuras y fértiles, mientras las siempreverdes, como las formas jaspeadas de Aucuba japónica y Euonymus fortunei, ofrecerán destellos de color en el paisaje invernal. Los rasgos arquitectónicos de las ramas desnudas de arbustos como la Aralia y el Hamamelis se encuentran en su mejor momento en el invierno. Sus ramas abiertas permite entrar una valiosa cantidad de luz para los acónitos de invierno o las campanillas blancas (Galanthus); los bulbos de fines del invierno indican el retorno de la primavera y marcan el comienzo del círculo de las estaciones.