Los problemas de hijos y padres

Las relaciones interpersonales son complejas, dentro de estas, las que se dan en el seno familiar, son especialmente delicadas, y el nudo de estas se encuentra en los problemas de hijos y padres. Para resolver estos conflictos, es necesario el establecimiento de límites y el diálogo.

Las relaciones familiares son complicadas, un punto neurálgico en este aspecto, se encuentra en los problemas de hijos y padres. 

Hay algunos elementos en los cuales debemos reparar para comenzar la relación sobre una base sólida.

• El niño es dependiente de los padres, lo cual crea responsabilidades en los padres, por tanto no podemos considerarlos como iguales.

• El castigo debe apuntar a generar cambios en la conducta de un niño, pero sin provocarle consecuencias no deseadas.

• Los padres deben ser claros, coherentes y predecibles, al expresar lo que esperan de los hijos.

• Para que el niño desarrolle el sentido de responsabilidad, es necesario considerarlo responsable de sus actos.

• La autoridad paterna no debe ser abusiva, dura, o mezquina.

Consejos para resolver los problemas de hijos y padres:

Resulta clave para resolver los problemas de hijos y padres, el establecimiento de normas y la demarcación de las consecuencias que acarrea la ruptura de las mismas. Los problemas de hijos y padres

Las normas definen las relaciones familiares y brindan pautas que sirven de apoyo a las decisiones, además de guiar en los cambios dentro de la familia.

El establecimiento de las normas y los límites para los niños, debe ajustarse a la evolución de éstos, cambiarán de acuerdo al crecimiento físico, la madurez intelectual y afectiva, y las circunstancias familiares. Esto permite poner en claro el rol de cada miembro en el ámbito familiar y el comportamiento adecuado a las circunstancias.

Para establecer las normas, hay una serie de instancias que deben seguirse:

• La observación cuidadosa de los hijos contribuye a la comprensión de su comportamiento. Es preciso despojarse del deseo de intervenir en el comportamiento de los hijos, para la observación.

• El análisis de las situaciones problemáticas requiere la definición del problema, para identificar el comportamiento indeseado. Suele ocurrir que los padres desean cambiar los sentimientos del niño, pero lo correcto es modificar la conducta. El cambio del comportamiento, suele cambiar también el estado emocional que sustenta dicho comportamiento. Luego de identificado el problema, debemos analizarlo a fondo y considerar todas las posibilidades de resolverlo.

Establecimiento de normas:

- Las normas deben ser razonables
- Describir las normas detalladamente
- Deben preverse las consecuencias del rompimiento de las normas.

Es necesario que los padres se muestren coherentes al aplicar las normas, esto fomenta la disciplina y el orden en la familia, brinda seguridad y contribuye a la mejor disposición de toda la familia.

Los hijos de padres alcohólicos tienen mayores posibilidades de sufrir trastornos emocionales que los chicos que no tienen padres alcohólicos. Estos niños pasan su vida ocultando la realidad de sus hogares, angustiados e incapaces de pedir ayuda.
Calificación:
reservar hoteles
Recomendamos Leer

Los primeros años de vida de un niño son fundamentales para su desarrollo...

Los hijos de padres alcohólicos tienen mayores...
Los problemas de pareja son una constante de la vida...
Generalmente se atribuye al hijo único la personalidad...
0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario
Suscribirse