Madres alcohólicas

Dentro de las consecuencias que el consumo de alcohol en mujeres embarazadas tiene, una de ellas es el conocido como síndrome de alcoholismo fetal. Esta enfermedad se identifica como una serie de anomalías congénitas, de sintomatología variada, que incluye retraso mental.

Muchas sustancias que las mujeres consumen, son capaces de afectar al feto en el momento de quedar embarazadas, una de ellas es el alcohol.
Conocido como Síndrome de alcoholismo fetal, es producido por la ingesta de alcohol durante el embarazo.

Esta condición se define como una anomalía congénita en recién nacidos de madres alcohólicas. Los síntomas que se presentan son variados: bajo peso al nacer, prematuros, cabeza y ojos más pequeños, apertura palpebral pequeña, diversos tipos de lesiones cerebrales que producen retardo mental, desarrollo inadecuado, el llanto es diferente al del niño normal, otras malformaciones asociadas, alta mortalidad.
Estos niños también suelen presentar manifestaciones propias de la deprivación alcohólica, como ser: temblores, convulsiones, irritabilidad. Es frecuente que estos embarazos terminen en aborto.

Diagnóstico de las madres alcohólicas:

El diagnóstico no es sencillo, principalmente porque la madre alcohólica niega su ingesta de alcohol durante el embarazo.Madres alcohólicas

Aquí hay dos cuestiones fundamentales: la cantidad de alcohol ingerido por la madre que puede afectar al feto, y qué sucede si existe un alcoholismo previo al embarazo y se suspende la ingestión durante el mismo.
La respuesta no se resuelve fácilmente pues las madres no tienden a brindar una información confiable en estos casos.

Si clasificamos en dos grupos de ingesta: “moderada” y “alta”.
“Moderada” son las madres que ingieren menos de 7 tragos por semana, no sobrepasando los tres tragos por vez. “Alta” consumen siete o más tragos por semana, y más de tres tragos por vez.
Basados en los estudios, se puede afirmar que cuando la ingesta es alta, se presentan graves lesiones cerebrales, en un número elevado de niños, principalmente en los nacidos prematuros. Del mismo modo, ante una ingesta “Alta” de alcohol, previa al embarazo, pero que cesa completamente durante el embarazo, el riesgo de lesión fetal, se reduce en forma evidente.

Conclusión:

En caso de embarazo, las adicciones no deben ser ocultadas al obstetra, a fin de que pueda realizar, no sólo un correcto diagnóstico, sino tomar alguna medida profiláctica.
Otro aspecto insoslayable, es que las mujeres en edad fértil que tengan adicciones, están poniendo en riesgo a los futuros hijos que pudieran tener. Lo ideal es que no consuman ninguna clase de droga, pero esto es utópico, pero al menos deben abandonar sus hábitos durante el embarazo.

Generalmente se atribuye al hijo único la personalidad de caprichoso, egoísta, consentido, tiránico. Pero en los hechos podemos ver que esto depende de la educación. Sin la dañina sobreprotección, estos niños potencian sus aptitudes, y se muestran sociables, creativos, generosos, y muy inteligentes.
Calificación:
reservar hoteles
Recomendamos Leer

Los primeros años de vida de un niño son fundamentales para su desarrollo...

Generalmente se atribuye al hijo único la personalidad...
Los hijos de padres alcohólicos tienen mayores...
Los secretos familiares son temas que de común acuerdo,...
0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario
Suscribirse