Placas de inducción

Las placas de inducción utilizan como sistema de calentamiento, campos magnéticos, que actúan directamente sobre los recipientes, sin calentar el cristal cerámico de la placa, que permanece frío facilitando la limpieza. Requieren un menaje especial con fondos ferromagnéticos, para su funcionamiento.

Las cocinas de inducción emplean campos magnéticos que calientan directamente los recipientes, no el cristal cerámico intermedio, el cual permanece frío. Requieren un menaje especial, pues no pueden cocinar en cualquier recipiente, ya que no calientan recipientes que no sean susceptibles de ser imantados. El fondo de los recipientes del menaje debe ser plano, liso y grueso y ferromagnético. Por tanto, no se pueden utilizar cazuelas de barro, ollas de aluminio, etc.

Las placas de inducción levantan una temperatura menor que las vitrocerámicas en el cristal, lo que facilita la limpieza, pues los líquidos y restos de alimentos que se desbordan, no se requeman. En general alcanza con pasar un paño húmedo.

La temperatura máxima que alcanzan las placas, es igual a la del recipiente. Como si fuera poco, no actúan sobre utensilios que pudiésemos olvidar sobre la zona de cocción encendida.

Ventajas de las placas de inducción:

Hasta el momento, la inducción es el sistema de cocción más rápido que existe, debido a que no desperdicia calor calentando el cristal, sino exclusivamente el recipiente. Es posible hervir un litro de agua en unos pocos minutos.

La base de las placas es fonoabsorbente, en material especial y un ventilador de velocidad variable.

Las placas de inducción están pensadas para ser recicladas parcialmente, hasta con un 84% de reciclabilidad.

Algunas cocinas de inducción poseen una función Sprint, que permite aumentar la potencia en un 50%, con lo que se vuelve un 37% más rápida.

Estas placas admiten la instalación en cualquier encimera de cocina, inclusive las de 20mm de espesor, con un horno debajo, o sobre hornos pirolíticos y hornos compactos. Tampoco requiere separación entre el horno y la encimera. También admiten la instalación sobre un lavavajilla.

Placas de inducción
Placas de inducción

Incluyen la función termocontrol, para mantener los platos calientes hasta el momento de servirlos.

Una desventaja de estas cocinas es el costo elevado, pero que se compensa rápidamente con el ahorro de energía. Además, su tamaño no está estandarizado, por lo que no podemos sustituir una placa por otra de diferente marca, sin tomar en cuenta ese detalle.

Otra desventaja está en el alto consumo que pueden alcanzar, con un máximo de 7.200W de potencia.

Las superficies de estas placas son de vidrio cerámico, muy resistente a los golpes y el peso. Los mandos se encuentran en la propia encimera y poseen un control de bloqueo para evitar accidentes especialmente con los niños.

Entre las innovaciones de este sistema, la marca De Dietrich ofrece su modelo INFINITY, con mando a distancia, sistema HCH System, que pone a funcionar la chimenea al encender la placa, de manera totalmente automática, o los hornos (modelo 45 y 38).

Calificación:
reservar hoteles
Recomendamos Leer

Un nuevo instrumento de buceo fue presentado en la última DEMA en Orlando,...

0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario
Suscribirse